Consulta sobre Parque Patagonia y las garantías mínimas para la participación real

Una de las principales exigencias que se ha alzado en el último tiempo en pos de democratizar el país y las regiones es la participación, que los ciudadanos y ciudadanas podamos influir en la toma de decisiones que adopta el Estado y sus órganos ejecutivos. Que la democracia representativa (eligiendo representantes) dé un paso adelante hacia la de tipo participativa (fomentando la organización social) y directa (plebiscitos y consultas vinculantes).

Múltiples formas existen hoy en estos ámbitos. Desde las estrategias regionales de desarrollo, planes de ordenamiento territorial y desarrollo comunal (que no son imperativos sino más bien referenciales) hasta las movilizaciones públicas, todos forman parte de la misma discusión. Unos más institucionales, otros menos, pero todos de alguna forma intentando incidir en ese espacio donde se debate lo que nos afecta a todos y a todas.

Conocer la opinión de la ciudadanía sobre determinados proyectos que se proponen para un territorio no es una demanda que naciera hoy en Aysén. Estuvo en el corazón del movimiento Patagonia sin Represas (se logró reunir miles de firmas para que las comunas de Coyhaique, Cochrane y O’Higgins, con alcaldes pro hidroeléctricas, convocaran legalmente a plebiscitos comunales) y fue incluso el punto 4º del Movimiento Social “Aysén, tu problema es mi problema” de 2012: consulta vinculante por los mega proyectos. Pero estos son solo ejemplos, porque la demanda se arrastra desde hace mucho más atrás.

Seguir leyendo

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Hambre de saber

Uno de los primeros encuentros con el conocimiento del que tengo memoria son los letreros callejeros, nombres de almacenes, indicaciones de tránsito cuando, sentado diminuto al lado de mi madre, viajábamos en micro por las calles de la ciudad.  No tengo claro si en Santiago o Iquique, tan pequeño era que el tráfago de carteles pasando raudos es solo un recuerdo borroso del amplio mundo que se me abrió cuando comencé a leer.  El pato del silabario hispanoamericano, aquella mascota creada por el ilustrador Mario Silva Ossa (Coré), famoso entre quienes nos alzamos por sobre los 40, encontró por esos años en mí un seguidor incondicional.

Los cinco tomos de la verde enciclopedia ilustrada Sopena, que en algún momento llegaron al desprolijo librero de mi casa clase media baja y que fueron comprados a un vendedor viajero, fueron otra puerta abierta a la de otra forma inasible realidad y fantasía que discurría allá afuera.  Aprender de memoria las definiciones de archaeopteryx y asteroideo fueron los primeros pasos de mi esquemática, cuadrada costumbre de leer (e incluso ver cine) en forma secuencial y no aleatoria, no sorpresiva: partí en la A, como si de una novela se tratara. Hábito que mantengo hasta hoy en algunas situaciones.

Mi enseñanza básica discurrió en a lo menos tres escuelas municipales.  Ni emblemáticas, ilustradas ni de las que preparan a la elite republicana hija de la clase media.  El principal orgullo, además de ciertos profesores que marcaron mi escolaridad, fue pasar algunos años por la D-71, la Domingo Santa María, la de la matanza del infame 21 de diciembre de 1907.  En los 80 de la dictadura cívico-militar saber ello ya era toda una proeza.

Seguir leyendo

Publicado en columnas, Sin categoría | Deja un comentario

Saber y acción local sustentable: Ni pintoresco ni folclórico

Ocurre constantemente.  Lo más común es en verano, durante las vacaciones que desperdigan decenas, cientos, miles de visitantes por cada palmo de suelo del país. Fenómeno del cual no escapa, por cierto, Aysén.

Son los visitantes que dejan su cotidianeidad para empaparse de nuevas costumbres, paisajes, culturas.  Vivir experiencias que se alejen, muchas veces años luz, de las propias.

Es el turismo, que los habitantes locales ven como una oportunidad para obtener ingresos, pero en múltiples casos también para lograrlo cuidando sus ecosistemas, actividades tradicionales, identidad. Una que, a veces, colisiona con la mochila del visitante.

En un enfoque de sustentabilidad, administrar tal tensión es necesario.

Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Villa San Luis: ¿Están los niños primero?

A fines de la semana pasada las oficinas y ventanales de Radio Santa María en Coyhaique fueron apedreados.  Hasta el momento no hay indicios materiales de las motivaciones, pero el sentido común apunta a que los abusos en el hogar Villa San Luis a niños bajo su cuidado pueden ser parte de las razones, por el vínculo de la emisora con la Iglesia Católica. Y, por cierto, la campaña pública para que el obispo Luis Infanti renuncie por lo que se señala serían sus responsabilidades en lo ocurrido hace ya casi dos décadas.

Siempre será complejo referirse a materias en que se mezcla la violencia, el abuso, lo legal, lo político, lo cultural, la subjetividad, la afectividad.  Aristas todas legítimas de abordar en su amplia dimensión, en días en que lo más fácil es el dedo hacia arriba, dedo hacia abajo, en el circo romano virtual en que se ha convertido el debate público a través de la redes sociales.  Difícil más aún por la legítima indignación que nace del “se pudo y se debió hacer distinto”.

Seguir leyendo

Publicado en columnas | Deja un comentario

La filosofía del Consejo Minero: Glaciares sin Dios ni ley

Para el 3 de julio está puesta en tabla de la Cámara de Diputados la votación del proyecto de ley que prohíbe la constitución de derechos de agua en glaciares.  El que gracias a las indicaciones de la diputada de Revolución Democrática Catalina Pérez y el apoyo de sus colegas Cristina Girardi (PPD), Diego Ibáñez (RD), Félix González (Ecologista), Amaro Labra (PC) y Gastón Saavedra (PS) incluye hoy una serie de restricciones para la intervención de estas fundamentales reservas de agua.

En Aysén sabemos de glaciares. Forman parte del paisaje de las montañas que cobijan y embellecen la Patagonia. También, son el manto blanco que desde el occidente ha fraguado, moldeado y dado vida a las características morfo, geo y biológicas de este trozo de austro. Ahí están los imponentes Campos de Hielo Norte y Sur.

Esos hielos eternos (aunque no tanto, es sabido que están en constante renovabilidad) no son sólo postales. Son un verdadero seguro de vida, al contener el agua sustento de la existencia de ecosistemas y de las comunidades. Baterías de agua que se cargan en las temporadas de frío, que humectan la tierra en las de calor, en un ciclo íntimamente ligado ríos, lagos, napas y acuíferos.

Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Estudiar una carrera: El sentido competitivo del aprendizaje

Lo escuché hace algunos días.  A mi hermano, quien vive en la ruralidad de Rancagua. Conversando sobre expectativas de vida apuntó sobre un concepto que nunca había llamado mi atención. Es el que alude a la formación profesional de las personas: la carrera.  Sea esta técnica o universitaria.

En días de resignificación conceptual, últimamente gracias a las demandas por años impulsadas por los movimientos feminista y de derechos humanos, no es baladí revisar las formas utilizadas para vincularse con todo aquello que está allá afuera.  Sea en nuestras relaciones sociales o con el mundo natural.  Porque, como bien se sabe, las palabras construyen (y muchas veces también destruyen) realidad.

Seguir leyendo

Publicado en columnas, Sin categoría | Deja un comentario

La fatalidad del paraíso

Fue en 1968 que el artículo “La tragedia de los comunes” (“The tragedy of the commons”), publicado en la revista Science, llamó la atención sobre el problema que representa la presión de un grupo de individuos sobre recursos naturales limitados, motivados todos en forma racional por satisfacer su interés individual.  El ecologista estadounidense Garrett Hardin planteó esta paradoja aludiendo a los bienes públicos, explicando que al poner éstos al acceso del colectivo –una aspiración socialmente positiva- siempre existirá el riesgo de su extinción, incluso teniendo en claro cada uno de los involucrados el perjuicio general que a la postre su acto individual puede generar.

En las últimas décadas esta teoría ha quedado demostrada en un sinnúmero de situaciones a las que nos hemos venido enfrentando como especie.  Desde el cambio climático al uso de bolsas plásticas, el actuar humano como un conjunto de acciones destinadas a la satisfacción individual ha expuesto sus límites. A estas alturas no solo afectando a otros, sino a todos quienes dependemos de la biodiversidad. Incluidos entre estos los que sienten la naturaleza prioritariamente como una despensa o un vertedero.

Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario